Actualización de los aspectos más relevantes sobre utilización de anticoagulantes orales directos (Eur Heart J)

Con la ayuda de esta guía es posible afianzar la confianza y seguridad progresiva del uso de estos fármacos por parte del clínico.
Un artículo de revisión redactado y aprobado por un comité de expertos de la European Heart Rhythm Association (EHRA), actualiza los aspectos más relevantes sobre la utilización de anticoagulantes orales directos. Este documento ha sido realizado con la colaboración de asesores médicos de las diferentes casas comerciales a cargo de estos fármacos.
Los anticoagulantes orales directos (ACODs) constituyen una alternativa terapéutica para la prevención de ictus y otros fenómenos tromboembólicos en pacientes con fibrilación auricular no valvular (FANV). Aunque muy prometedores en muchos aspectos en los que superan a los antagonistas de la vitamina K (AVK) (efecto predecible sin necesidad de monitorización, escasas interacciones farmacológicas y/o alimentarias, corta vida media, mejora del perfil riesgo/beneficio), el uso adecuado de los ACODs continúa siendo un reto en la práctica diaria del clínico.
Se han publicado diversos documentos desde su protocolización inicial en las guías de la European Society of Cardiology de 2010 (y su actualización en 2012). Estas guías discutían fundamentalmente las indicaciones de anticoagulación en general (i.e. con la recomendación de utilizar la escala de riesgo CHA2DS2-VASc) y de los ACODs, en particular, pero sin abordar escenarios clínicos concretos (y complejos). Posteriormente, la EHRA implementó estas guías con un resumen ejecutivo que sirvió de herramienta para orientar una utilización segura y eficaz de los ACODs. En el texto se formularon respuestas prácticas para 15 escenarios clínicos: 1) inicio y seguimiento del paciente con ACODs; 2) medición del efecto anticoagulante de ACODs; 3) interacciones farmacológicas; 4) transiciones entre regímenes anticoagulantes; 5) adherencia al tratamiento con ACODs; 6) manejo de errores posológicos; 7) pacientes con enfermedad renal crónica; 8) qué hacer ante (sospecha de) sobredosificación sin sangrado, o test de coagulación indicativo de riesgo de sangrado; 9) manejo de complicaciones hemorrágicas; 10) pacientes sometidos a intervención electiva de cirugía o ablación; 11) pacientes sometidos a cirugía urgente; 12) pacientes con FA y enfermedad arterial coronaria; 13) cardioversión del paciente tratado con ACODs; 14) pacientes que sufren un ictus bajo tratamiento con ACODs; 15) ACODs vs. AVK en pacientes con enfermedad maligna.
Más recientemente, una revisión publicada en dos partes en “European Heart Journal” trató de mejorar el estado de conocimiento y facilitar el manejo clínico, gracias a la identificación de grupos concretos de pacientes que se beneficiarían más de un ACOD que de otro en particular, sobre la base de características clínicas individuales o patrones de comorbilidad y factores de riesgo.
El presente artículo constituye la última actualización las guías de práctica clínica de la EHRA sobre la utilización de ACODs en pacientes con FANV. Aporta nueva información que mejora la evidencia sobre el manejo de estos fármacos gracias a ensayos clínicos y registros desarrollados con posterioridad a los ensayos pivotales. Sin embargo, también es prudente en relación al abordaje de áreas en las que los resultados prospectivos son escasos o ausentes. El formato de la guía original ha sido preservado, y las aportaciones más destacadas han sido:

1. Discusión de la definición de FANV y la selección de pacientes para tratamiento con ACODs.

2. Información ampliada del los cuatro ACODs, incluyendo la correspondiente al recientemente aprobado edoxaban.

3. Información acerca de la posología, adaptada a características clínicas y/o fármacos concomitantes.

4. Tarjeta actualizada de anticoagulación (disponible en 16 idiomas).

5. Diagramas de flujo y algoritmos para diversos escenarios clínicos.
La educación adecuada del paciente y la protocolización del seguimiento y coordinación multidisciplinar de profesionales se refuerza, como se hizo en las guías originales.
Con la ayuda de esta guía es posible afianzar la confianza y seguridad progresiva del uso de ACODs por parte del clínico. No obstante, es importante reconocer que este conocimiento tiene ciertas limitaciones, y que es esencial mantener una actualización constante y actitud científica crítica con búsqueda activa e incesante de nueva información, por lo que se deben contrastar las recomendaciones y no asumirlas como dogma.
WEBS RELACIONADAS :
European Heart Journal

European Heart Rhythm Association

European Society of Cardiology

Tomado de UNIVADIS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s